Presentación de la FMVD y de la FaMVD

La FMVD tiene como misión la propagación en los cinco continentes de los valores que Jesús vino a manifestar con su vida: la solidaridad y la fraternidad; la dignidad de cada ser humano; la reconciliación de las heridas sufridas; la transformación interior de cada persona de modo que potencie sus dones y talentos al servicio de los demás; la construcción de una vida con sentido que lleve a una mayor realización personal; el desarrollo social y cultural. Todo esto lo realizamos proporcionando ambientes que favorecen un crecimiento personal y grupal donde se integra la dimensión humana y espiritual. Para ello formamos líderes (apóstoles) que reciben un acompañamiento personalizado, por medio de una formación humana, espiritual, pastoral y social.  Estos, a su vez, realizan un efecto multiplicador, al trabajar con grupos de niños, adolescentes, jóvenes, adultos y matrimonios o parejas comprometidas:

  • Niños: Colaboramos en la formación de niños por medio de actividades recreativas y espirituales (como la catequesis), pues creemos que el futuro de una sociedad justa y con valores está en la educación de los más pequeños. De su adecuada formación educativa y espiritual saldrán los futuros constructores de la sociedad.
  • Adolescentes: nuestra dedicación es orientar el proceso vital de construcción de su identidad de forma íntegra, a través de dinámicas, actividades y formación integral entre su psicología y su espiritualidad.
  • Jóvenes: enfocamos nuestro trabajo con el objetivo de ayudarles a construir un proyecto de vida con sentido y repercusión social. Proporcionamos ambientes adecuados y la participación en actividades solidarias, misiones, grupos de crecimiento espiritual y humano. Todo ello con el fin de colaborar en la construcción de su futuro y, a la vez, prevenir los ambientes negativos que podrían empujarlos a sufrir diferentes adicciones, violencia, depresión e incluso el suicidio. Así, les ayudamos a que se encuentren consigo mismos y con Dios, y a que orienten su vida hacia un proyecto que genere compromiso personal y social.
  • Adultos: desde la integración entre la dimensión humana y espiritual proporcionamos momentos de encuentro a nivel personal y grupal que faciliten asumir con armonía la fase del ciclo vital en que se encuentran y sus respectivas responsabilidades.
  • Matrimonios y parejas comprometidas: por medio de la espiritualidad y de las dinámicas de pareja buscamos favorecer la capacidad de relación, diálogo e integridad familiar, ya que repercute en la mejor relación entre ellos y en una educación más constructiva de los hijos. Al mismo tiempo intentamos prevenir y evitar las situaciones de ruptura extrema y de violencia en la familia.

Así, hacemos presente el amor a gentes de todo estado de vida, raza, cultura y condición social, principalmente a los que sufren y ansían una vida más plena, en una misión conjunta con la Familia Misionera Verbum Dei (FaMVD). A ella pertenecen todas las personas que comparten la misma espiritualidad y misión Verbum Dei. La FaMVD reúne en su seno a personas o grupos de todo estado de vida, edad, cultura y condición social. A todos nos une la común llamada a identificarnos personal y comunitariamente con Jesús, revelando en nuestra vida el rostro de Dios, que es profundamente solidario con la vida de cada persona. Para poder ayudar en la configuración de nuevos líderes, hacemos un camino de formación que lleva al crecimiento integral de la persona y de la comunidad en su conjunto.
Ir a la página web oficial del Verbum Dei

logo-verbum-dei-grande

boton-apoyanos