Profesión de votos en medio de la contingencia sanitaria

por | Jun 10, 2020 | noticias | 0 Comentarios

No cabe duda que en este tiempo de confinamiento y distanciamiento social sigue habiendo muchas noticias buenas que merecen la pena ser celebradas, como esta que aquí te contamos.

El pasado sábado 23 de mayo, en Santiago de Chile, profesaron sus primeros votos (de pobreza, castidad y obediencia) como misioneros consagrados de la Fraternidad Verbum Dei tres misioneros novicios, se trata de los filipinos Rudy Esmeralda y Gelo Balsita, así como del mexicano Joel Enrique Sánchez.

En palabras Rudy “hacer mis votos es consagrarme a Dios y unirme a su familia que vive esta situación difícil de pandemia”.

Tanto Rudy como Gelo partirán hacia Filipinas donde ingresarán en la universidad para cursas sus estudios de filosofía. Mientras que Joel continuará sus estudios en el Centro Verbum Dei de Loeches, Madrid, donde se reunirá con otros 14 hermanos que ya están en esta etapa formativa.

La celebración eucarística se llevó a cabo “a puerta cerrada” en la capilla de la casa de formación, debido a las restricciones de distanciamiento social y confinamiento decretadas por el gobierno. Sin embargo, esto no fue impedimento para que más de doscientas veinte personas pudieran acompañar a los misioneros a través de Facebook Live en una transmisión a la que se dieron cita amigos y familiares de los cinco continentes, sin faltar por supuesto los padres y hermanos de los recién consagrados.

Consagrarme a Dios en medio de esta enfermedad mundial significa que Dios sigue actuando, sigue mostrando su amor y misericordia; y muestra los grandes signos de amor y fe que hay en el mundo”, indicó Joel.

La misa estuvo presidida por el sacerdote Martin Cabral (México) quien estuvo acompañado por los sacerdotes concelebrantes Victoriano Caritos (Filipinas) y Rómulo Noé (Chile). En la homilía se les invitó a ser muy amigos de Jesús ya que él cuenta con su consagración y entrega, y en una sociedad tan pragmática como en la que vivimos hacen falta personas decididas que encarnen y hagan palpable el amor de Dios para que otros puedan conocerle.

Sin duda, en este tiempo de tanta incertidumbre e inestabilidad lo que más añoramos son seguridades dónde afianzarnos y estos tres hermanos nos han dado la clave, pues en este contexto han escuchado de Cristo «Mi gracia te basta», una certeza que es inamovible y que solo aquellos que se la creen son capaces de dejarlo todo para ir y anunciarle por todo el mundo.

En palabras de Gelo “nuestros votos son un signo de amor de Dios a la humanidad. Hemos dado un SI que nos une a gentes de distintas razas, lenguas y naciones. Un SI de Dios a todos que crea el Reino de Amor.»

Tú también puedes ser parte de esta gran misión, así como Dios cuenta con ellos, cuenta también contigo. Ayúdanos a formar más misioneros discípulos de Cristo.

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *