FORMARNOS EN NUESTRA IDENTIDAD VERBUM DEI

por | Feb 3, 2024 | noticias, noticias principales | 0 Comentarios

Comparte:

Nosotros somos Alejandra y Julio, originarios de México, tenemos 19 años de casados y 3 hijos y somos matrimonio misionero o Verbum Dei desde el año 2009.

En el año 2010 se nos invitó a estudiar la teología en el Instituto Teológico Verbum Dei «San Pablo Apóstol» en Loeches, España. Fueron unos años de enraizar el corazón en nuestra fuente de agua viva, un tiempo de amor a Dios y a los hermanos a través del estudio de cada una de las materias y de la convivencia con los hermanos en cada una de las actividades propias de la Fraternidad. Constatábamos que era posible manifestar el reino de Dios, sólo hay que ser fieles a su llamado y ser obedientes a lo que él nos diga.

Así fue como después de un tiempo el Señor nos llamó a seguir dando fruto y a continuar llevando su Palabra, pues todo lo aprendido en vida y en letras había que llevarlo a otros. Así fue que nos envió en el año 2016 a nuevas tierras.

Después de la hermosa experiencia que vivimos en Loeches fuimos enviados a Costa Rica para vivir la misión Verbum Dei. Llevamos 7 años ya en Costa Rica y reconocemos que, esa experiencia de formación en Loeches, nos ha fortalecido mucho ya que fue formando en nosotros bases desde la Teología, pero especialmente de formarnos e identificarnos en nuestra identidad desde el carisma Verbum Dei. Recibimos pilares en nuestra vida para vivir la misión y que nos ayudan hoy a desarrollar el apostolado que se nos ha confiado. Ha sido una experiencia también que nos ha ayudado para ahora poder reconocer en nosotros esa sed de de poder llevar el evangelio de poder evangelizar a más personas y de ofrecer el carisma Verbum Dei a la iglesia entera.

En estos 7 años ha habido todo tipo de experiencias y siempre aparece esa etapa formativa de Loeches que ha sido para nosotros un gran regalo como matrimonio y también como familia, porque puso bases muy importantes, que de no haber vivido nuestra formación ahí quizá hubiera sido muy diferente, por eso estamos muy agradecidos con Dios por esa experiencia.

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *