Webinar misionero

por | Jun 27, 2021 | noticias | 0 Comentarios

El pasado mes de mayo se realizó el primer Webinar misionero internacional (encuentro on-line de la Familia Verbum Dei) los días 28, 29 y  30.

La realización de este evento ha estado enmarcada con el ímpetu del Espíritu Santo por la reciente celebración de la fiesta de Pentecostés. Ha sido un evento que ha reunido a miembros del Verbum Dei de los cinco continentes y juntos hemos constatado las diferentes formas de la plasmación del carisma en todo el mundo.

            Cada uno de los días ha tenido un matiz especial, ya que se han abordado distintos temas: el primer día ha sido la intencionalidad misionera. A la hora de expandirnos tenemos que tener en cuenta el fin. Como decía Jaime, nuestro fundador: “Lo primero en la intención ha de ser lo último en la ejecución.”

El segundo día, se han dado cita jóvenes de diversas partes del mundo con el tema: jóvenes que evangelizan otros jóvenes. Tomando como punto de partida el espíritu joven que nos caracteriza como carisma y que va más allá de un trabajo solo “con jóvenes”. De hecho, el origen de la vocación de Jaime Bonet (nuestro fundador) fue a los 14 años (siendo un joven). Cuando empezó su despliegue apostólico ya como sacerdote se le unieron las primeras misioneras,  también jóvenes. Ellas a su vez deseaban trasmitir esta experiencia a sus contemporáneos, motivo por el cual nuestra misión ha de buscar no sólo llegar a los jóvenes sino propiciar espacios para que ellos a su vez se vivan  en misión continua en sus diversos ambientes.

Y por último el domingo, se profundizó en las comunidades evangelizadoras. En la medida que se va viviendo la misión Verbum Dei, va dejando a su paso germen de comunidades nuevas que acogen y viven el carisma, deseando que ellas también contagien el fuego del ardor misionero que busca continuamente llegar a muchos más.

Este webinar misionero ha sido un contagio de fe por dos razones: porque se contó con la participación cada día de discípulos, laicos y miembros de la Fraternidad de diversas partes del mundo y porque se pudo gustar del don de la comunión en medio de la internacionalidad. Estos han sido unos de los frutos más grandes que nos ha dejado.

Al mismo tiempo desde las preguntas que se suscitaban en los participantes se constataba cómo en medio de las dificultades y la incertidumbre el Espíritu Santo sigue abriéndonos el camino para todos y cada uno de nosotros miembros del Verbum Dei. Sólo nos queda responder en fidelidad a la llamada que Dios nos hace.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *